miércoles, 3 de diciembre de 2014

37º MARATON DE SAN SEBASTIAN

Buenos días!!! Lob@s


Pienso demasiado, no estoy todo lo contento que debería. Quizás correr una Maratón significa mucho más de lo que uno imagina. Terminar 42,195 metros es todo un triunfo, ya lo sé. En San Sebastián he vivido una aventura, que me da por pensar. Llegaba un poco tocado, con tres tendinitis a medio curar, pero controladas, creo que eso no era problema. Físicamente y mental llegaba muy bien. El recorrido, la climatología y el ambiente eran ideal para hacer una muy buena carrera.


A mitad del recorrido empieza uno a sentir debilidad, tan pronto, y piensas en retirarte, que está pasando, no son los tendones, estoy flojo, no van las patukas... te vienes un poco abajo. Además me veo sangrando por los pezones, eso nunca me había ocurrido, me di vaselina, que vergüenza, después de tantos maratones y que me ocurra esto a mí.

Tenía un objetivo, ir a un ritmo, por el cual he trabajado durante nueve semanas. Los túneles, parte del recorrido que no me gusta, adiós a los satélites durante ese rato, estropeando mi ritmo medio, así que ya estaba perdido, ya daba igual, empecé a correr por sensaciones, eso puede ser una trampa, quizás a partir de ese momento fui demasiado alegre, no lo sé.


Cambias el chip y ya solo piensas en terminar, pero con mucha ayuda, la animación es tremenda, hay mucha fuerza, mucha energía, te paras, te das crema y te ayudan, son geniales. En esos momentos te sientes un héroe. Un toque en la espalda y te encuentras con J.Mildo, pedazo de lobO que me anima, me hace mucha ilusión.Te habla otro LobO que no conozco de Menorca (isla), yo no me entero, me dice que si soy de allí, - aahh, ya entiendo, -no. Soy del club Clínica Menorca, de Madrid, vamos de la mancha amarilla. Buen lobO, este. A su ritmo me ve varias veces parado y sufriendo... es un miembro de la manada, en realidad todos los son. Llega un momento que todos nos ayudamos de alguna forma... No sé su nombre pero me cae muy bien y el destino hace que lo pille a 200 metros de la meta, yo voy fuerte, pero no le adelanto, fue todo un honor cruzar la meta con este pedazo de lobO.


Acabé destrozado, me dolía todo, lo bueno que no tenia calambres. Después de meditar y llevar tres días con gastroenteritis, pienso que a lo mejor estaba incubando un maldito virus, porque no fue normal ese bajón tan pronto en la carrera.

Resumen
Dorsal: 204
Recorrido: 42,195 km ruta
Tiempo oficial: 03:44:53
Tiempo neto: 03:44:46
Ritmo medio: 05:20
Parciales (5k): 24:08, 20:53, 24:22, 25:35, 26:44, 28:08, 29:44, 30:53, 14:19
Media Maratón: 01:40:09
Pos general: 1845 / 2905
Pos Vet M55 Cto España: 12 / 14
Marathón Fnisher: 26

En fin, peor registro que en Madrid y Barcelona, donde casi fui de paseo con el método Galloway, no estoy todo lo contento que desearía, pese a ver terminado. Es un contento a medias.

La realidad es vivir esos momentos, de alegría, de sufrimiento, de emociones, de dolores... eso es Maratón. Cumplir el objetivo en un Maratón siempre es un sueño, así que seguiremos soñando....

A parte de la carrera el fin de semana a sido muy bonito en compañía de mis hermanos, mi padre y familia, en un pueblo bonito "Bera de Bidasoa". Y darles las gracias por todo el apoyo logístico y tener que aguantar a un tipo raro que le gusta correr maratones.

Felicidades a tod@s y en especial a mis mis amigas del CA Leganes que han sido terceras por equipo en Cto de España...

The wolf

4 comentarios:

  1. Jaime, terminar ya es importante. La Maratón es puro ritmo, llevar un ritmo asequible y controlado hasta el final. Si los túneles te quitaron esa referncia quizás lo pagaste. estos días están ahí y a veces nos toca. Enhorabuena Lobo

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas felicidades Jaime, no salen dos maratones iguales, pero ya es un exito acabarlas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Otro más pese a todo, y ya son tres en el año (muchos¿?). La verdad es que el secreto de esto es la ilusión, el entrenamiento y que no se sufran lesiones, y en esas cosas hacemos lo que podemos y eso tu eres el jefe. El maratón que importa no es el último que se ha corrido sino el siguiente que se va a correr, en definitiva, es un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  4. Después de unos cuantos maratones he comprendido que cuando la cosa no va lo mejor es no hacerse preguntas ni luchar, disfrutar en la medida posible del resto de la carrera y llegar a meta sonriente. Es uno más a la saca y ya vendrán mejores más que seguro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar