jueves, 1 de octubre de 2009

ESTIRANDO LA PLANTA DEL PIE

El pie es como una bóveda sostenida por tres arcos (más bien se le debería llamar “armadura”), que descansan sobre tres puntos de apoyo. Dicha bóveda plantar es una lámina flexible que juega el papel de amortiguador de las presiones y que adapta su forma según sea la del suelo.


Al estar de pie, el peso se reparte sobre tres puntos de apoyo:
-Las tuberosidades posteriores del calcáneo, detrás, estructura ósea grande, hecha para recibir el máximo peso.
-delante y afuera, la cabeza del quinto metatarsiano, estructura ósea delgada, concebida para soportar poco peso
-delante y adentro, la cabeza del primer metatarsiano, que aguanta casi todo el peso restante.
El conjunto compone un trípode. Los arcos se sostienen por medio de unos “tensores”
ligamentosos y musculares.

Nos vamos a centrar principalmente en estirar los dedos (1) y las plantas de los pies (fascia plantar)(2).

Fascia plantar:
Es la envoltura que cubre los músculos cortos de la bóveda del pie, extendiéndose desde los dedos al hueso del talón o calcáneo. Más profundos que los pequeños músculos palpamos los fuertes ligamentos plantares largos y cortos. Bien por excesiva solicitación del músculo o por daño directo sobre los huesos o ligamentos de la planta del pie se puede originar una inflamación, a la que llamaremos “Fascitis plantar”, lesión muy común en los corredores.

Estirando:
Sentarse con los dedos de los pies debajo del cuerpo. Colocar las manos delante del cuerpo para mantener mejor el equilibrio y el control del ejercicio. Si se quiere estirar aún más, inclinarse lentamente hacia atrás hasta sentir un buen estiramiento. Mantener sólo los estiramientos que resulten cómodos y se puedan dirigir. Sostener un estiramiento fácil de 5 a 10 segundos, con cuidado, pues puede acumularse mucha tensión en esta parte de los pies y en los dedos. Volver a la posición de sentado sobre los talones después de realizar este estiramiento.

Hay que ser paciente, acostumbrar al cuerpo a cambiar gradualmente practicando estiramientos de forma regular.