domingo, 21 de octubre de 2007

UN MASAJE EN LOS PIES

Cuando llegas de trabajar, de hacer deporte, o de andar. Si hay un masaje que siempre se agradece es el de los pies. Esta indicado para activar la circulación y las articulaciones, es relajante, ideal para cuando tus pies están cansados.

Realizar periódicamente un buen masaje de pies proporciona excelentes resultados. Siempre es más completo si acudes a un experto masajista, pero puedes seguir tu mismo una sencilla rutina que te ayude a la movilización y el estiramiento de los dedos uno a uno. Aquí os la dejo:

- Estiramiento con vibración: Para realizar un estiramiento correcto de los dedos del pie se coge la 1ª falange, dedo por dedo con el índice-corazón de nuestra mano en la zona posterior y con el pulgar en la zona superior. Vamos vibrando y subiendo al mismo tiempo.
- Flexión y extensión: Se mueve dedo a dedo adelante y atrás para desentumecer-los y activar las articulaciones.
- Circunducción: Realizamos con los dedos índice-pulgar de nuestra mano un pequeño giro de izquierda a derecha en todos los dedos del pie.
- Rotación: Cogemos el dedo al completo y lo rotamos suavemente.


Masajes

Podemos masajearlos con aceite suave o neutro.

Fricciones

Con la palma de la mano en el dorso del pié y la otra en la planta, pasamos de un lado a otro con cierta presión. Esto también puede servir para extender la crema o aceite.

Movimientos rotatorios

Con la yema de ambos pulgares de la mano realizamos pequeños movimientos rotatorios empezando por los dedos hasta el tobillo.

Amasamiento nudillar

Flexionamos los dedos de nuestra mano menos el pulgar que queda extendido. Situamos los dedos flexionados en la planta del pie y arrastramos en forma de círculos en toda la fascia plantar, sin perder nunca el contacto.

Un remedio natural para los pies cansados

Un baño de contraste nos vendrá muy bien para relajar los pies. Utilizaremos agua a distintas temperaturas, fría y caliente, se van alternando las aplicaciones. Primero con agua caliente 3-4 minutos y posteriormente con agua fría durante 1 minuto. Repitiendo el ciclo 3 o 4 veces, la última aplicación se realizará con agua templada. Podemos añadir al agua sal y vinagre, de esta manera ayudamos a fortalecer las fascia de los pies.

Bueno pues aquí tenéis los consejillos, que si los utilizáis vuestros pies lo agradecerán.


Un abrazo.

0 comentarios:

¿Algún comentario que hacer?