lunes, 7 de diciembre de 2009

ESTIRANDO LOS MUSCULOS PERONEOS

Los músculos eversores primarios del pie son dos de los tres músculos peroneos: el peroneo largo y el peroneo corto. Ambos componen el compartimento lateral de la pierna.
La eversión (pronación) y la inversión (supinación) del pie se producen cada vez que damos un paso para andar o correr. Por este motivo estirar los músculos peroneos es muy importante para los corredores de fondo.
Aunque suelen considerarse con mayor frecuencia eversores del pie, también sirven para estabilizar el pie, el tobillo y la pierna. Cuando el pie está apoyado, impide su desequilibrio hacia fuera (sobre todo, en apoyo sobre un solo pie). Esto se nota, especialmente, cuando se está en equilibrio de puntillas.


Peroneo largo (1)… Este músculo se origina en el peroné, por encima del peroneo lateral corto. Su tendón se acoda en tres lugares: -detrás del maléolo externo -debajo del tubérculo de los peroneos -con el borde exterior del cuboides (donde se encuentra una pequeña hendidura) Después se desliza por un canal bajo el cuboides y termina debajo del pie en la base del primer metatarsiano y en el primer cuneiforme.

Peroneo corto (2)… Se inserta en la parte inferior del peroné. Su tendón se acoda detrás del maléolo, pasando por encima del tubérculo de los peroneos. Termina en la base del quinto metatarsiano, en el tubérculo.

Gastrocnemio lateral (3)
Gastrocnemio medial (4)
Soleo (5)
Tendón Calcáneo o de Aquiles (6)

Inervación:
Ambos músculos están inervados por el nervio peroneo superficial (L5, S1).


Acciones del Peroneo largo:
* Abductor, pronador y flexor plantar del pie.
* Hace descender el 1er metatarsiano desplazándolo lateralmente, de modo que se solidariza con el resto del tarso.
* Estabilizador lateral del pie en el plano frontal en sinergia con el peroneo corto.

Acciones del Peroneo corto:
* Pronador y abductor del pie.
* Estabilizador lateral del pie en el plano frontal.

Estirando 1:
Sentado, doblar el tronco hacia adelante hasta agarrar el pie con la mano contraria (véase la figura). A continuación girar suavemente la parte externa del pie hacia la parte interior para sentir tensión en el lado externo de la pantorrilla. Este estiramiento puede realizarse con la pierna estirada o con la pierna flexionada a la altura de la rodilla si no se puede coger el pie con facilidad. En la posición de pierna estirada, los cuádriceps deben estar relajados y blandos. Mantener un estiramiento fácil durante 10 segundos.

Estirando 2:
De rodillas, sentado sobre los talones, retrasa suavemente la espalda hasta notar tensión. Si hay mucha tensión, es preciso colocar las manos a los lados de las piernas para sujetarse mientras se inclina el cuerpo ligeramente hacia delante. Debe encontrarse una posición que se pueda mantener de 20 a 30 segundos.

Importante:
Nunca deben bloquearse las rodillas cuando se realizan estiramientos en posición sentada. La parte anterior del muslo (cuádriceps) tiene que estar relajada en todas las posiciones de pierna estirada. No se pueden estirar los músculos posteriores del muslo correctamente si el grupo de músculos opuesto (el cuádriceps) no está relajado.