viernes, 22 de febrero de 2008

ESTIRANDO EL MUSCULO CUÁDRICEPS

El músculo Cuádriceps femoral es el más potente y voluminoso de todo el cuerpo humano. Soporta todo nuestro peso y nos permite andar. Está situado en la cara anterior del fémur y del muslo de la pierna. Se llama cuádriceps por que tiene cuatro haces (o vientres musculares) que terminan en un tendón común, el cual pasa por encima de la rotula, insertándose parcialmente en ella, para después formar el tendón rotuliano, que termina en la tuberosidad anterior de la tibia.

Origenes:
Recto femoral (3)… Nace en el iliaco, sobre la espina iliaca anterosuperior.
Vasto medial (2)… Se origina en toda la longitud del labio medial de la línea áspera (Femur).
Vasto lateral (4)... Se origina en una cresta que limita medial y caudalmente con la cara anterior del trocánter mayor del fémur.
Vasto intermedio o crural… es el vientre más profundo. Se origina en el cuerpo del fémur, sobre sus dos tercios superiores, y sus fibras siguen el eje del fémur.

Inervación:
El nervio femoral o crural (L2-L4)… es el encargado de inervar los músculos de la región anterior del muslo.
Sin este nervio no podríamos extender la pierna.

Acciones del músculo cuádriceps femoral:
  • Extensión de rodilla.
  • Las fibras directas y cruzadas de los vastos participan en la estabilidad de la rodilla en el plano frontal.
  • El recto femoral es extensor de rodilla y flexor del muslo.
Estirando 1:
En pie, apoyamos una mano y con la otra mano sujetamos la punta del pie contrario al de la mano y llevamos suavemente el talón hacia las nalgas. La rodilla también se flexiona de forma natural cuando se coge un pie con la mano del lado contrario. Mantener de 10 a 20 segundos con cada pierna.

Variante:
Se puede realizar descansando el cuerpo boca abajo sobre el estomago. Asegurándose de estirar sin dolor, alcanzar con una mano el empeine del pie contrario y llevar el talón hacia las nalgas. Mantener de 10 a 15 segundos con cada pierna.

Estirando 2:
Sentado, con una pierna doblada (el talón debe quedar a la altura de la cadera). Doblar también la pierna contraria, con la planta del pie próxima a la parte interna del muslo de la otra pierna. Debe estirarse el pie hacia atrás con el tobillo flexionado. Si el tobillo está demasiado tenso, mover el pie hacia fuera lo suficiente para relajar la tensión del mismo. A continuación recostamos hacia atrás lentamente hasta sentir un estiramiento fácil. Utilizamos las manos para apoyarnos y sujetarnos. Mantener de 10 a 15 segundos con cada pierna.

Importante:
Hay que tener cuidado cuando existen problemas de rodilla.
Realizar los estiramientos siempre que resulten cómodos.
No estirar en exceso los músculos.